La resequedad, el agrietamiento, la descamación y tirantez relacionadas a la piel del diabético, requieren prevención y cuidados especiales. TAMBIÉN EN ZONAS DE ROCE Y SUDORACIÓN.

Por eso DiabetTX brinda soluciones eficaces para el cuidado de la piel de personas que padecen diabetes.

productos

hidratación

CREMA CORPORAL

CREMA PARA
MANOS Y CODOS

DiabetTX PLUS
10% UREA

zonas
específicas

TALCO LÍQUIDO

CREMA CORPORAL

Crema Corporal400ML

DiabetTX Crema Corporal está diseñada para pieles extremadamente secas, que presentan agrietamiento o descamación. Es por esto que resulta ideal para el tratamiento de la piel de quienes padecen diabetes. Su fórmula alivia los signos y molestias de la resequedad, proporciona una acción emoliente y ayuda a la regeneración de la epidermis.

Hidrata en profundidad* y le devuelve a la piel la suavidad perdida, ayudando a regenerarla y otorgando una sensación de alivio a la vez que elimina la tirantez y descamación causada por la resequedad extrema.

Su fórmula brinda unaTriple Acción

  • Hidrata en profundidad*
  • Alivia al instante las molestias de resequedad
  • Contribuye a la regeneración de la epidermis

*Estrato córneo

MODO DE USO:En la piel perfectamente limpia y seca aplique DIABETTX 2 veces al día realizando un suave masaje con movimientos circulares hasta que la crema se absorba por completo.

padecimientos

¿qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica ocasionada por altas concentraciones de glucosa en la sangre. Este elevado nivel de azúcar en el organismo tiene un impacto muy negativo sobre la salud y ataca principalmente a los órganos como el corazón así como a los vasos sanguíneos del cuerpo.

Extremidades como los pies y las manos se ven seriamente afectados por la diabetes al punto de resecar la piel agrietándola y causando posibles úlceras y heridas graves.

¿QUÉ TIPOS DE DIABETES EXISTEN?

Existen distintos tipos de diabetes. La diabetes Tipo 1 es usualmente causada por una reacción autoinmune que provoca que el sistema de defensa del cuerpo ataque a las células que producen insulina. Este tipo de diabetes se desarrolla normalmente en niños y jóvenes adultos, pero puede ser diagnosticada a cualquier edad. Las personas que la padecen necesitan inyecciones de insulina todos los días para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

La diabetes tipo 2 es la forma más común. Si bien suele comenzar después de los 40 años, la enfermedad se observa en forma cada vez más frecuente en jóvenes y adolescentes. Este tipo de diabetes suele ser consecuencia del sobrepeso, la obesidad, la mala alimentación y el sedentarismo. En este caso, aunque el el cuerpo produce insulina, la misma actúa de forma inadecuada. Puede permanecer oculta por muchos años y el diagnóstico es identificado cuando se realiza un análisis de sangre o orina. Quienes padecen este tipo de diabetes pueden, inicialmente, seguir una dieta saludable acompañada de ejercicio para sobrellevar esta enfermedad, pero con el paso del tiempo tendrán que incorporar medicinas orales o inyectables.

La diabetes gestacional es una forma de diabetes que puede aparecer durante el embarazo, cuando el nivel de glucosa en la sangre de la gestante llega a niveles altos. Suele pasar en uno de cada 25 embarazos y puede provocar complicaciones tanto para la mamá como para el bebé. Generalmente desaparece después del embarazo pero la mujer y su hijo tienen chances de padecer diabetes Tipo 2 en el futuro.

¿CÓMO SE DETECTA LA DIABETES?

El diagnóstico de diabetes se realiza mediante la determinación de glucemia en ayunas en sangre venosa. La determinación en sangre capilar (punción en la yema del dedo) es útil para la supervisión del tratamiento en las personas que reciben insulina, pero no se recomienda como método diagnóstico.

LA PIEL DEL DIABÉTICO

La piel de quienes padecen diabetes sufre cambios debido a la pérdida de líquido que la enfermedad provoca. Esto genera una seria resequedad de la epidermis que suele causar picazón, heridas e infecciones.

cuidados básicos

alimentacion

Es altamente influyente en la piel de las personas diabéticas. El control de la ingesta y niveles de azúcar ayuda a llevar la afección de mejor forma.

higiene

Se recomienda lavar la piel con un jabón neutro o no irritante y agua tibia, evitando las altas temperaturas. Secar la superficie y hacer hincapié en las zonas que suelen permanecer con humedad como el entremedio de los dedos de los pies o pliegues.

revisación

Para prevenir heridas e infecciones, es necesario detectar cortaduras, ampollas, irritaciones u otro tipo de anomalía en la piel, para tratarlas a tiempo.

hidratación

Luego de cada lavado y secado de la piel, utilizar una crema especializada hidratante formulada para este tipo de pieles.

consulta médica

Es importante consultar con periodicidad a un especialista de confianza.

comerciales

¿dónde comprar?